Páginas vistas en total

lunes, 21 de marzo de 2011

Frases de ateísmo

El precio de ser ateo 3

Ateísmo? Que es en Realidad

En un sentido amplio, la no creencia en deidades u otros seres sobrenaturales. En un sentido más estricto el ateísmo es la posición que sostiene la insistencia de deidades. Algunos la definen como una doctrina o posición que rechaza el teísmo, que en su forma más general es la creencia en la existencia de, al menos, una deidad.

Nos caracteriza nuestra descreencia en la metafísica y en entes divinos superiores. Rechazamos el pensamiento uniforme y masificado de las ideologías. Queremos que cada individuo tenga derecho a escoger su modo de pensar y de vivir. Negamos la existencia de dios(es). El ateísmo es el fruto de filosofías basadas en la información científica de que disponemos, en nuestra experiencia social y en el pensamiento progresista. La diferencia fundamental es que algunos tenemos razones para no creer, mientras que otros no tienen motivos para creer. Esas son decisiones personales que no afectan a nadie más que a la persona que toma esa decisión. Por ello también escogemos respetar opiniones contrarias a la nuestra que no afecten a nadie pero igual, exigimos respeto a nuestras ideas.

El movimiento ateo es un movimiento constructivo. Negamos la existencia de dioses y otros elementos sobrenaturales así como su influencia en el orden universal. Cuestionamos a las religiones así como a sus instituciones, defendemos la separación de la iglesia y el estado. Pensamos que se puede construir un mundo más libre donde todos podamos convivir pacíficamente, independientemente de su creencia u opinión y sí con la libertad de expresarlo.


Que es Ateísmo Practico?

Ateísmo Práctico

El Ateísmo Práctico es el que, sin pronunciarse sobre la existencia de Dios, no le otorga ningún papel a la vida real; mientras que el Ateísmo Teórico es el que no admite a un ser que transcienda el mundo.

El Ateísmo Práctico, ha florecido en mayor o menor grado en todas las civilizaciones de elevado desarrollo. Es el más dañino, el más difícil de extirpar. Asfixia la vida espiritual porque la preocupación por los negocios no deja que la semilla de la Palabra de Dios de fruto.

El ateo práctico acepta mentalmente la existencia de Dios, pero en la práctica vive como si lo no hubiese. Por ejemplo, considera que la religión es buena, pero no se ciñe a ninguna o lo hace solo de palabra; tiene Biblia, pero no la lee, no la entiende, ni le interesa entenderla; ora, pero solo cuando tiene problemas y sus oraciones solo tienen que ver con cuestiones materiales y terrenas, nunca con Asuntos espirituales.

El ateo práctico cree que lo mandamientos de Dios son buenos, pero no los obedece y cuando ve a alguien que lo hace seriamente lo tilda de fanático.